Angelina Jolie y Brad Pitt se acercan por el bien de la familia | Gente



Cuatro años han pasado para que Brad Pitt y Angelina Jolie hayan comenzado a solucionar sus problemas como expareja y parece que poco a poco van recuperado la armonía por el bien de sus hijos, cuya custodia ha sido el eje central de la larga batalla de divorcio que han mantenido los actores desde que en 2016 anunciaron su separación.

Después de que hace unos días el actor fuera visto saliendo en moto de la mansión donde reside Jolie, ahora una fuente cercana a ambos asegura a People que la expareja ya puede pasar tiempo junta, algo que hasta hace unos meses era impensable debido al cruce de acusaciones que todavía se lanzaban los intérpretes. Un avance en su relación que se debe a la terapia que han recibido como familia, según ha revelado la misma fuente a la revista, que ha permitido que puedan convivir ambos con sus seis hijos: Maddox, de 18 años; Pax, de 16; Zahara, de 15; Shiloh, de 13; y los gemelos Knox y Vivienne, de 11. “Definitivamente necesitaban ayuda para resolver todos los problemas de custodia de sus hijos y cómo Brad podría volver a ser padre. Dado que los niños son mayores ahora, ya ano están lidiando con los problemas de separación. Les ha llevado mucho tiempo y mucha terapia familiar llegar a este punto”, ha dicho la fuente.

“Los hijos más pequeños van y vienen entre sus casas —están a apenas diez minutos de distancia a pie—, y a Brad le encanta pasar el mayor tiempo posible con ellos. Parece mucho más feliz”, ha añadido en referencia a la residencia en Los Ángeles de los dos progenitores. Prueba de ello es que durante el confinamiento Brad Pitt no se ha separado de sus seis hijos, restableciendo así su relación con los dos mayores, con quienes se dijo que apenas tenían contacto debido a que tenían algunas diferencias con su padre.

Esta información llega días después de que Angelina Jolie desvelara sus razones por las que se separó de Brad Pitt. “Me separé por el bienestar de mis hijos”, dijo la actriz a la revista Vogue, donde aseguró que tomó “la decisión correcta”. En su entrevista, Jolie también reconoció que estos cuatro años han sido muy difíciles. “Algunos se han aprovechado de mi silencio y los niños ven mentiras sobre ellos mismos en los medios de comunicación, pero les recuero que ellos son los que conocen su propia verdad”, contó, asegurando que sus hijos “son seis jóvenes muy valientes y muy fuertes”. La actriz ha asegurado en varias ocasiones que aún sigue en un periodo de reconstrucción consigo misma ya que, ha contado, al final de su relación con Brad Pitt apenas se reconocía. “Fue un momento complicado, no reconocí en lo que me había convertido; cómo decirlo, era más pequeña, como insignificante. Sentí una tristeza profunda y real, estaba herida”.

El nuevo acercamiento entre Angelina Jolie y Brad Pitt llega también en un buen momento para los pequeños gemelos, que el próximo 12 de julio cumplen 12 años y es muy posible que lo celebre la familia al completo. Después de dos años de batalla judicial, fue a finales de 2018 cuando Brad Pitt consiguió la custodia compartida de los seis hijos que comparte con Jolie, aunque al principio el contacto con los niños tenía que ser supervisado.