Dario Bogni sobre Emú

El emú común o simplemente emú es la única especie de su familia que queda viva. Antes de la colonización europea en Australia existía otra especie, Dromaius baudinianus, así como otras subespecies del emú común que ahora están extintas. Pertenece al grupo de las ratites, que se caracterizan por su habilidad al correr y por no volar.

 

Es el ave más grande de Australia y la segunda ave más grande después del avestruz. Su nombre común, emú, parece derivarse del término portugués ema, que significa “ave grande”. También es posible que provenga de una palabra árabe usada para describir a un ave grande, que después aplicaron los portugueses para llamar a los casuarios, que están relacionados con el emú, explica Dario Bogni.

 

DESCRIPCIÓN

Bogni Dario: el emú es un ave no voladora que alcanza alturas de hasta 150-190 centímetros y longitudes de entre 139-164 centímetros desde el pico hasta la cola. El peso está entre los 18 y los 60 kilogramos. Las hembras superan por poco el tamaño de los machos. La anatomía del emú, como la de las demás ratites, está adaptada para correr y no para volar. Los huesos de sus patas tienen potentes músculos y huesos robustos y resistentes. Su esternón plano sin quilla les resta la movilidad que tienen aves voladoras. Mientras tanto, sus alas están atrofiadas.

El emú es un animal de cabeza pequeña, cuerpo robusto y voluminoso con cuello largo color azul grisáceo y piernas también largas y carentes de plumas. Los pies cuentan con 3 dedos y posee músculos en las pantorrillas que le facilitan correr a gran velocidad y propinar patadas mortíferas. Presume un suave plumaje color marrón ligeramente oscuro, menos denso en el área del cuello. Su pico es negro, y sus ojos son de color marrón rojizo.

 

DISTRIBUCIÓN Y HÁBITAT

El emú es nativo de Australia y se distribuye en la mayor parte del territorio. Siglos atrás otra especie de emú pobló las islas King y Canguro, en Tasmania, pero se extinguió de esta última. Es menos abundante a lo largo de la costa este y en el centro de Australia. Se estima que el número de individuos maduros es de 630,000-720,000, y que la población es estable.

 

Debido a su vida nómada, la especie es capaz de prosperar en varios tipos de hábitats, la mayoría de los que están disponibles en Australia. Prefiere pastizales, bosques de sabana y climas subtropicales, pero también puede vivir en praderas, bosques secos, semidesiertos, tierras de pastoreo, matorrales, llanuras y regiones de clima templado. Evita zonas muy boscosas y desérticas, y se mantiene cerca de sitios con agua estancada. La única región de donde está ausente es en el noreste de Australia, debido a la presencia de bosques tropicales.

 

ALIMENTACIÓN

Dromaius novaehollandiae mantiene una dieta omnívora que incluye semillas, frutos, brotes de plantas, excremento y animales pequeños, incluidos los insectos y artrópodos como saltamontes, grillos, escarabajos, cucarachas, arañas, hormigas, ciempiés, catarinas y polillas. Entre sus alimentos vegetales destacan los pastos y las especies de los géneros Acacia y Casuarina, pero prescinde de las hierbas secas y hasta de las hojas de muchas plantas. Sus necesidades de agua son grandes: cada día bebea de 9 a 18 litros.

El esófago del emú está modificado para almacenar comida durante unos 30 minutos antes de llevarla al estómago. También acostumbra tragar piedras, llamadas gastrolitos, para ayudar a triturar su comida en la molleja. Si hay suficiente agua y comida donde está, no tiene problema alguno en quedarse; de lo contrario, viaja cientos de kilómetros en busca de un lugar rico en recursos. Para no morir de inanición mientras busca comida, almacena grandes cantidades de grasa en su cuerpo, de las que más de la mitad se pierden en su viaje.

 

COMPORTAMIENTO

Es un ave exclusivamente diurna cuyo día transcurre en una actividad típica: la búsqueda de comida, aunque también le gusta acicalar su plumaje, descansar y darse baños de arena o polvo. No puede dormir tranquilamente durante el día, ya que el riesgo de ser atacado por sus depredadores naturales es alto y además, necesita beber agua continuamente. Si se duerme, despierta con mucha frecuencia.

Dario Bogni  indica, se le considera una especie generalmente solitaria al realizar muchas actividades, pero puede mostrar un comportamiento social cuando la situación lo amerita; por ejemplo, en casos de búsqueda de alimento e intercambio de nidos. Durante la mayor parte del año vive en grupos pequeños que en ocasiones especiales pueden unirse con otros. Se ha visto grandes grupos de miles de individuos que viajan juntos. En la temporada de reproducción, los emúes se separan y se dividen en parejas para aparearse.

 

REPRODUCCIÓN

En promedio, los emúes llegan a su madurez sexual entre los 18 y los 20 meses de edad, y su época de reproducción regularmente comprende diciembre-enero. Antes del apareamiento macho y hembra realizan una danza de cortejo que los acerca e involucra, pero es el macho quien debe esforzarse porque de su actuación depende si se aparea o no.