Comienza el regreso de las temporeras marroquíes atrapadas en Huelva | España



La pesadilla que han vivido las 7.100 temporeras marroquíes, que llegaron a España en enero para trabajar en la recogida de los frutos rojos y se han quedado atrapadas sin poder volver a su país, está a punto de terminar. Este sábado, a las ocho de la mañana, las primeras 1.221 mujeres han salido de la distinta fincas en las que se alojan rumbo al puerto de Huelva, donde les espera un barco fletado por el Gobierno marroquí que está previsto que zarpe a las 20.00 y las llevará de vuelta a casa.

El cierre de las fronteras decretado por Marruecos por la crisis del coronavirus ha dejado a estas 7.100 trabajadoras atrapadas en Huelva y sin trabajo, ya que sus contratos terminaron entre finales de mayo y mediados de junio. “Las temporeras han seguido viviendo en las fincas en las que habían estado trabajando, ya que su contrato les da derecho a alojamiento gratuito. El regreso se hará de forma proporcional, por cupo de contratación de cada una de las cinco explotaciones de frutos rojos que las han contratado”, ha explicado este sábado una portavoz de Interfresa.

El operativo de regreso, en el que han colaborado los gobiernos marroquí y español y la interprofesional Interfresa, comienza después de más de un mes de contactos entre los ministerios de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, de Asuntos Exteriores y la Unión Europea con las autoridades marroquíes y con la Embajada de Marruecos en España.

Todas las mujeres que regresan a Marruecos este sábado han dado negativo en las pruebas PCR que se han realizado esta semana en diversos centros de salud de la Junta de Andalucía en la provincia de Huelva. El barco realizará este viaje cada dos días hasta trasladar a las 7.100 temporeras, todas “repetidoras”, como llaman en las explotaciones agrícolas a las trabajadoras que han participado en campañas anteriores, que tienen entre 25 y 50 años.

Hace un mes se marcharon unas siete mujeres debido a sus condiciones de vulnerabilidad y a principios de julio un centenar viajó a Marruecos vía aérea unas cien, también debido a situaciones delicadas como enfermedades, embarazos o partos recientes. Además, según Interfresa, una treintena de trabajadoras se encuentra actualmente en Segovia, trabajando en invernaderos de plantas de fresa.

La Junta de Andalucía ha asegurado que garantizará el retorno de las temporeras marroquíes que están en Huelva con todas las medidas sanitarias. Por ello, tras llegar a un acuerdo con el Gobierno marroquí, los centros Covid de Atención Primaria serán los encargados de llevar a cabo las pruebas necesarias y ha organizado el operativo de forma que puedan realizarse aproximadamente 800 pruebas diarias. Los PCR se realizarán de forma escalonada antes de cada uno de los seis viajes previstos en los ferris con capacidad para 1.200 pasajeros.

El presidente de Interfresa, José Luis García-Palacios Álvarez, ha agradecido a la Junta de Andalucía “el apoyo y el interés constante que ha mantenido para solucionar el traslado”.

El director general de Migraciones, Santiago Yerga, se ha desplazado a Huelva para acompañar en su salida al primer contingente de mujeres marroquíes que retornará a Marruecos, ha informado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. ”Es un esfuerzo interinstitucional que empieza a poner fin a la situación de bloqueo en la que se encontraban estas trabajadoras que han estado trabajando en el marco del programa GECCO”, ha explicado Yerga.

La Secretaría de Estado de Migraciones prorrogó las autorizaciones de residencia y trabajo que concluían entre el 14 de marzo y el 30 de junio, quedando así protegidas jurídicamente las más de 7.000 temporeras que habían llegado a España antes de la entrada en vigor del estado de alarma y que se han visto obligadas a permanecer en el país más allá de la expiración de sus contratos.