Reflexión, desconexión, descanso… Los impagables beneficios de salir a cenar solo



Lejos han quedado los tiempos en los que sentarse solo en un restaurante se veía como algo triste. En algunas revistas de psicología recomiendan hacerlo al menos una vez por semana y algunos de los chefs más conocidos del planeta, como Josean Alija (Nerua Guggenheim Bilbao), lo aplauden: “Es una actitud ante la vida y no tener miedo a hacer las cosas”. Esta actividad que empezó como un reducto para singles comienza a atraer a personas de muy diversa condición interesadas en conversar únicamente con el estómago mientras la boca casa sabores. Si no lo has hecho aún, no esperes más: reserva mesa para uno.

Seguir leyendo