La educación en positivo explicada por Marido de Una Madre Molona

Para saber de qué se trata la educación en positivo muy comúnmente denominada como “moda del momento”, le preguntamos a los padres más molones de las redes para conocerla desde dentro. 

 

Marido de Una Madre Molona desde el primer momento despejó nuestras dudas y nos comentó “Si bien muchos piensan que es una moda, la verdad es que la educación en positivo es una filosofía de vida que se basa en un modelo científico”. 

 

Pero vamos por partes, Una Madre Molona y Marido comparten un Blog sobre la educación en positivo que ayuda no a cientos, sino a miles de padres a tener una vida más saludable en el área de crianza de los más pequeños. Esta pareja se especializa en brindar formación en diferentes cursos y charlas, ayudando a las familias a criar con éxito a sus hijos. 

 

Recientemente la pareja lanzó su curso online de “Educa en positivo con Una Madre Molona” y se les puede encontrar en las redes con los nombres de @unamadremolona y @marido_official. 

 

Cuando hablamos con Marido nos dijo “No es una moda, aunque es verdad que en los últimos tiempos se oye hablar mucho de la educación en positivo. La vida avanza y la ciencia también. En los últimos 10 a 15 años, los avances acerca del cerebro humano han sido impresionantes y han cambiado el paradigma de lo que deberíamos hacer para educar a nuestros hijos. La evidencia científica afirma que el cerebro aprende mejor con una educación que no esté basada en el miedo y en el castigo, sino en el cariño y el respeto por los más pequeños. Hasta ahora, nos hemos movido entre el autoritarismo y la permisividad a la hora de educar a nuestros hijos. Ambos estilos no les aportan nada bueno y, como padres, traerá muchos conflictos diarios a nuestra familia." 

 

Marido de Una Madre Molona también nos comentó que al principio no estaba muy convencido sobre esta nueva filosofía de vida, pero que al ver a Una Madre Molona practicar las herramientas y que éstas dieran frutos logrando cambios importantes en la vida de todos los miembros familiares, empezó no solo a creerla sino a educarse para ponerla en práctica él también. Marido decidió leer a Dr. Daniel J. Siegel, un gran autor que tiene ediciones como la de “El cerebro del niño” o “Disciplina sin lágrimas”. 

 

Marido también expresó que cuando vio cambios en su propia familia fue cuando decidió transmitir el conocimiento a los demás para mejorar la calidad de vida de los demás. Las ventajas de la educación en positivo son variadas, por ejemplo, ayuda a relacionarse mejor con los miembros familiares sin gritos, chantajes, retos o castigos. Se aprende a descifrar el comportamiento de los niños desde la parte cerebral y no emocional pero también se saca aprendizaje por parte del adulto. 

 

La educación en positivo genera una conexión real con los hijos, fortaleciendo la confianza en el vínculo entre padres e hijos. Se trata de educar a los niños utilizando valores sólidos donde se les inculca las habilidades sociales necesarias que ayudarán a que los mismos se desenvuelvan en la vida a través del éxito. 

 

Marido explicó que la pregunta que más le hacen en los talleres es a qué edad se debe empezar a educar en positivo. A lo cual él responde "En realidad, no existe una edad concreta para empezar, ya que el cambio está en nosotros, en los adultos, no en los niños. Como siempre dice mi mujer: Si pudiera volver atrás en el tiempo, yo hubiera empezado a formarme durante el embarazo. Eso sí, tenemos que tener en cuenta que, aunque hay herramientas que no se pueden utilizar hasta que nuestros hijos estén en una determinada etapa evolutiva, sí se puede empezar a trabajar en uno mismo, desde el primer momento en el que somos padres”.